Browse Categories
Abastecedora Ferretera Nacional

Image and video hosting by TinyPic

Fosa Séptica

Las estructuras instaladas bajo el nivel del suelo, diseñadas especialmente para recibir las aguas residuales en un sistema de saneamiento de viviendas o edificios, reciben el nombre de fosas sépticas. Su diseño facilita la separación de los líquidos y los sólidos, permitiendo que estos últimos se sedimenten y con ello se pueda digerir en forma parcial la materia orgánica, mientras que los sólidos se almacenan y el efluente pasa a una fase de depuración.

El funcionamiento de una fosa séptica se basa en remansar las aguas residuales en un tanque diseñado especialmente para que se produzca un proceso de decantación y de digestión anaerobia. En el proceso de decantación se incluye además la flotación y el almacenamiento, y tiene lugar gracias a la reducción de la velocidad de las aguas residuales. Con ello, los sólidos que presentan mayor densidad que el líquido en el que se encuentran suspendidos, se decantan y se acumulan en el fondo, mientras los que tienen menor densidad flotan, como es el caso de los aceites y las grasas. Como resultado, los residuos sólidos se almacenan en el fondo del tanque y permiten el paso al efluente clarificado. Durante el proceso de digestión anaerobia, en el interior del tanque se da un proceso de degradación de la materia orgánica, ello debido a la ausencia de oxígeno. Esta materia se encuentra acumulada en lodos y espuma y con el proceso alrededor del 50% se termina descomponiendo y transformándose en dióxido de carbono y gas metano, por lo que la cantidad de sólidos que contiene la fosa disminuye.

Para que los procesos que acabamos de describir se desarrollen correctamente es necesario que la fosa reúna ciertas características básicas. El volumen de la fosa séptica es uno de los factores más importantes para el funcionamiento del sistema, pues en caso de que las dimensiones de la fosa no sean suficientes, los sólidos pueden llegar a las zanjas de filtración y ocasionar problemas en los elementos que se utilizan para la distribución de los desechos. Para calcular el volumen que requiere una fosa para funcionar correctamente se parte del número de usuarios de la fosa, con esta información se pueden determinar valores como el volumen de decantación, el volumen de almacenamiento y el volumen de resguardo.

El volumen de decantación, por un lado, depende de la cantidad en litros que cada usuario o habitante del lugar en el que se instale la fosa contamina por día, y se relaciona con las dimensiones de la fosa porque ésta tiene que tener la capacidad para retener las aguas residuales que se produzcan al menos durante 24 horas. Este periodo es el tiempo mínimo requerido para hacer una decantación eficiente, por lo que, por ejemplo, si en un edificio habitan 3 personas y cada una de ellas llega a contaminar 100 litros de agua al día, la fosa necesitará de un volumen de al menos 300 litros para la sedimentación de residuos.

El volumen de almacenamiento por otra parte, corresponde a la capacidad de la fosa para el acopio de residuos acumulados. Considerando que el tiempo de permanencia de los lodos en un tanque es de dos años y que la producción por habitante está cerca de los 100 litros por año se calcula el volumen de la fosa. En este punto cabe mencionar que un correcto cálculo del volumen de almacenamiento permite que la fosa opere correctamente durante dos años, transcurridos los cuales es necesario vaciarla mediante un gestor de residuos. Por otra parte se calcula el volumen de resguardo necesario, que debe ofrecer un espacio libre del 25% del volumen útil total de la fosa. Al hacer la sumatoria del volumen de resguardo, de almacenamiento y de decantación, se obtiene el dimensionamiento adecuado para construir la fosa.

Para el correcto funcionamiento de una fosa séptica, además de sus dimensiones, es necesario que cuentencon un buen diseño y construcción. Lo más común es que se construyan en hormigón armado, material que es resistente a los ambientes químicos agresivos y a las presiones transmitidas por las aguas residuales y por el suelo. Además, el espesor del suelo debe ser de al menos 225 mm, de las paredes de 100 mm y del techo 125 mm. La canalización de las aguas residuales a la entrada de la fosa debe hacerse con tuberías de PVC de al menos 100 mm de diámetro nominal y con una pendiente de 2%, teniendo cuidado de realizar un diseño adecuado para evitar atascos y facilitar la acometida al alcantarillado público. Cabe mencionar que las fosas sépticas por disposiciones de seguridad deben encontrarse al menos a 7 metros de distancia del edificio.

La fosa además debe contar con elementos de salida que retengan los residuos flotantes, ello para evitar atascos en las zanjas de infiltración y se recomienda que entre el punto de entrada y el punto de salida de la fosa exista una diferencia de cota de 75 mm precisamente para evitar este problema. Por otro lado, las fosas deben contar con tapas de registro para hacer el mantenimiento de vigilancia y la evacuación de los residuos almacenados, así como un sistema de ventilación para facilitar la salida de los gases producidos durante el proceso de digestión anaerobia sin que ello represente molestias para las personas que habitan en el espacio en el que se ha instalado la fosa. Como medida adicional se recomienda que las fosas cuenten con un pre-tratamiento para separar residuos flotantes, sobretodo en aquellas donde la distancia entre la fosa y el edificio sea mayor a los 10 metros, pues con la instalación de una arqueta que separe las grasas se evita que se adhieran a las tuberías y las obstruyan.

Para finalizar es importante mencionar que las fosas sépticas se pueden construir desde cero, utilizando los materiales aprobados por las normas de seguridad vigentes o bien, se puede optar por la instalación de fosas prefabricadas, las que se pueden encontrar como fosas sépticas o bajo el nombre de biodigestores. Estos depósitos cumplen la misma función que una fosa convencional, sin embargo, son más fáciles de instalar, cuentan con sistemas autolimpiables y evitan filtraciones a los mantos freáticos, por lo que son más seguros de usar.

En ABASTECEDORA FERRETERA NACIONAL contamos con un extenso catálogo en biodigestores en marcas de la más alta calidad, encuéntralos en la sección “tinacos y cisternas” y conoce todas las ventajas que ofrece su uso. Recuerda que puedes solicitar, sin ningún compromiso, una cotización de nuestros productos directamente desde nuestra página web o bien, contáctanos vía telefónica, con gusto te atenderemos.



Shopping Cart
Your cart is empty.
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic